10 de enero de 2011Alianza Civil, Colaboración, Sociedad Civil, Tijuana

Concluye labor en El Altiplano

El sábado 8 de enero concluyó la labor de un equipo que durante más de un mes trabajó de manera costante con una misma finalidad, apoyar a la Comunidad que habita El Altiplano para encontrar con ellos un sentido de compañerismo, organización, unión. Motivar un cambio para mejorar la calidad de vida, en armonía con la naturaleza, una cultura ecológica que permitiera transformar basureros por huertos, paredes grafitteadas y sucias por murales con mensajes.

Así, entre montañas, subidas y bajadas de terracería, perros integrados al paisaje, niños jugando libremente… llegamos los intrusos, los raros idealistas, esa especie en extinción que aun sueña que los cambios son posibles, sin saber que pronto formaríamos parte de la realidad de esa colonia.

Ahora somos personajes de un capítulo en la historia del Altiplano 5ta Sección. Nos conocen en las tiendas, en las papelerías, en el restaurante de mariscos, en los puestos de birria, y las dos escuelas. Nos hablamos de tú con los directores de las primarias, diurna y vespertina, con las maestras del Kinder, los conserjes, el algodonero y los choferes de las Calafias. Conocemos a los niños, nos hemos encariñado con ellos.

Hemos degustado su comida casera, nos hemos tomado fotos con cada nuevo logro. Ahora reímos, discutimos y hasta lloramos juntos. Compartimos el cariño, el cansancio, la emoción de quien no quiere que esto acabe.

Más de un mes el mismo grupo de intrusos que las primeras veces causaba entre curiosidad y extrañeza… los visitamos cotidianamente.

Más de 200 personas circulando a diario con palas, escobas, brochas, escaleras, martillos y gafetes, con un empleo que duraría de 24 a 32 jornadas, divididos por equipos, compartiendo la incertidumbre del estado del tiempo.

Llegaron las vacaciones de la escuela, pasaron Navidad, Año Nuevo y Reyes, y nosotros ahí, inamovibles, esperando llegar a la meta con el sueño de todos conseguido.

Aun nos falta concluir el jardín botánico de la primaria, pintar las canchas deportivas… todavía unos días más para despedirnos, para cerrar un ciclo, una transformación, de manera muy emotiva…

El aprendizaje, la calidad humana, la confianza, la experiencia de haber implementado un proyecto en el que participamos alrededor de 250 personas es, sencillamente, invaluable.

De todo esto nos queda la satisfacción de haber cumplido con la confianza que SEDESOL depositó en Reacciona Tijuana y Grupo Ecologista de Tijuana, para administrar y dirigir un proyecto que implicaba mucho más de lo que habíamos imaginado.

Tal vez lo más importante es que ambas asociaciones hemos ganado un equipo de colaboradores en quien confiar. Ahora sabemos que sí podemos mover montañas, y por ello nos sentimos fuertes.

Agradecemos a todos los que fueron parte de este proceso… en especial, por su apoyo a

Alumnos de la Escuela de Artes de la UABC (Proyecto Servicio Social Comunitario, artistas en acción), Colectivos Versus y Vertical, Artefacto, Transformarte, Fundación Entijuanarte, Alumnos de la UPN, Fundación que Transforma, Tijuana Calidad de Vida, Rotarac, Fotográfika Publicidad, Carlos San Miguel, Giácomo Castagnola y Gonzalo González.

Déjanos un comentario