25 de julio de 2010Colaboración, Educación, Galerías, Niños, Noticias, Tijuana

Concluyó nuestra participación con los niños en situación “complicada”

Los campamentos de verano “Valores” de este año, convocados por Alianza Civil, llegaron a su fin.
Por un periodo de tres semanas, los voluntarios de Reacciona Tijuana con la colaboración del Grupo Ecologista de Tijuana (GET), acudimos a las ocho escuelas seleccionadas en colonias “problemáticas” de la ciudad, día con día para convivir con 400 pequeños en total.
Para ello, nos preparamos con anticipación, reuniendo a varios equipos de voluntarios preferentemente con conocimientos pedagógicos, artísticos, ecológicos que dominaran la misión de RT y el plan del Buen Vecino, o que simplemente tuvieran tacto con los niños.

Los que integramos estos grupos, buscamos presentarle a los niños una visión distinta de su ciudad, un plan para mejorar su calle, su casa, su entorno. Realizamos una dinámica que consistía en buscar letras que previamente habíamos escondido en el patio de su escuela, para integrar una frase: “Voy a hacer de Tijuana la ciudad de mis sueños”, misma que pintamos en uno de los muros de cada patio central, con la ayuda de ellos. Sembramos 10 árboles, coordinados por los voluntarios de GET, que explicaron la importancia de cuidarlos y verlos crecer. Y nos despedimos de cada escuela con sentimientos encontrados…

Alegría, desconsuelo, esperanza, preocupación, satisfacción, impotencia… son sólo algunos de los estados de ánimo por los que la mayoría pasamos. Sobre todo en las escuelas donde los niños tenían más problemas de conducta.
En algunos casos, fue como destapar una caja de Pandora, nos encontramos con problemas sin respuesta, y volvimos a dejarla entrecerrada… Por supuesto que no será todo por hacer. En lo personal, me quedo con muchas reflexiones:
¿Cómo queremos que esta ciudad, este país, mejore, si hay miles de niños que requieren nuestra atención de manera urgente? Debemos atenderlos para no caigan en el camino que lleva a la violencia.
¿De qué sirve que las empresas, las instituciones, se preocupen por mejorar, si los habitantes de esta ciudad, gran parte, no tienen las condiciones adecuadas para crecer sin problemas?
En fin, constatamos que el esfuerzo de muchas organizaciones civiles, incluso instituciones como el DIF, no es suficiente. Que los voluntarios son muy pocos. Los días pasaban y en lugar de irse sumando cada vez más quedaban menos.
¿Dónde están las ONG’s, los clubes, las Organizaciones Civiles que se reúnen semanalmente para hablar de sus logros y sus próximos eventos?
Los niños de Tijuana los necesitan, sobre todo aquellos que están en quinto o sexto de primaria quienes no tendrán derecho de inscripción por mala conducta. Esos niños que estuvieron en el Campamento de Valores, condicionados para ser recibidos nuevamente, y que por alguna razón no pudieron cumplir con el programa, quedarán fuera. En las calles.

Quizás solo hizo falta que más adultos acudiéramos al llamado, y dedicáramos unas mañanas de julio a convivir con ellos, a darles un poco de atención para aliviar sus dudas, escucharlos. Algo que siempre sorprendió fue que todo el tiempo quieren hablar, decir cualquier cosa; a la menor provocación quince levantan la mano para expresarse, lo cual no sucede en otros contextos.

Los logros fueron muchos, invertimos toda la intensidad que fue posible. El esfuerzo de Alianza Civil, los scouts y los dos o tres grupos que acudimos a su llamado y participamos con ellos fue gigante.

En el mejor de los casos, los niños conocieron otra perspectiva de su ciudad, a través de nuevos personajes. Se divirtieron, jugaron, aprendieron, y tuvieron la oportunidad de cambiar un poco esa actitud que los llevó a ser elegidos como los “niños problema” de su zona escolar.

Al final, nos enfocamos en la escuela donde consideramos que había más “áreas de oportunidad”, y con la colaboración de una decena de voluntarios conseguimos 32 cámaras desechables que otorgamos a los niños para que retrataran lo que quisieran (buscando historias que mostraran el lado bueno de su vida).

El resultado fueron 900 fotos, de las cuales elegimos 30 para exponerlas en el cierre de su campamento. Cada niño regresó a casa (o casa hogar) con su propia visión de Tijuana en un sobre. Aquí compartiremos algunos de los resultados de este primer proyecto piloto que seguiremos desarrollando en Tijuana.

Quedamos en espera de que cada vez seamos más los que tratamos de salvar el futuro inmediato de nuestros pequeños de Tijuana.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

2 Comentarios en “Concluyó nuestra participación con los niños en situación “complicada””

  1. Luis Ituarte dice:

    Los felicito por el tramendo esfuerzo que estan haciendo y por ponernos al tanto del problema tan grande que significa la situacion presente para el futuro de la ciudad. “TODOS LOS NINOS SON NUESTROS”

  2. Juan Páez dice:

    Una felicitación por esa labor con los niños y sobre todo por compartir con todos sus reflexiones. Saludos.

Déjanos un comentario